Crisis sistémica y alternativas ecosociales. Ciclo de conferencias y mesas redondas

Logo Mundo Finito

Los pasados días 9 y 10 de noviembre tuvimos la suerte de disfrutar de las primeras jornadas del proyecto “Mundo Finito: No queremos vivir en Marte” que coorganizamos junto a EMA-RTV.

Alrededor de 60 personas nos acompañaron en estos dos días donde indagamos, a través de conferencias, mesas redondas radiofónicas y open space, los límites planetarios y las alternativas a partir de éstos.

Mesa inaugural

La mesa inaugural fue responsabilidad de Manuel Chaparro, director de radio EMA y profesor en la Universidad de Málaga, con la charla “Frente al colapso: decolonizar los imaginarios”. Durante una hora y media el catedrático expuso su idea de desarrollo, término que calificaba de “timo”, Y que ha sido usado por el mercado de consumo para introducirse en las sociedades no consumistas. En esta línea señalaba cómo la educación y los medios de comunicación han cimentado estas creencias para justificar la explotación de los países del Sur. Durante su exposición, estableció una más que interesante comparativa entre la forma de colonización de nuestra comunidad, Andalucía, y Sudamérica, pues “fueron los mismos godos quienes invadieron ambos territorios”. Así, a los dos lados del Atlántico sufrimos similares males, como las estructuras de propiedad de la tierra, con el monocultivo y los grandes latifundios; el monocultivo del turismo o la inmigración a otros lugares; todo ello resultado de los “cimientos de una economía que no se ha transformado en 500 años”. Ponía el acento el ponente en la necesidad de hacer más formación y comunicación para debatir entre la ciudadanía los problemas que nos son propios, en lugar de estar sometidas a los temas que nos programan los grandes medios de comunicación y que nos hacen conocer más y mejor sobre la situación de Catalunya, por ejemplo, que de lo que sucede en el entorno más inmediato. Otra de las ideas fuerza de esta charla fue la de la necesidad de desmitificar el concepto de “trabajo” y la búsqueda de la felicidad en el estar, en lugar del ser. Para todo ello la necesidad básica es, exponía Chaparro, entender la otredad, o dicho en otras palabras, la importancia de reconocernos como seres interdependientes; así como la necesidad de recuperar la forma de relacionarnos con la Naturaleza, estableciendo una agenda de transición que haga visible nuestra ecodependencia.

Sesión de mesa redonda

Alma Fuertes, antropóloga y activista mexicana afincada en Asturias, Blanca Miedes, catedrática en la Universidad de Huelva, Antonio Gallardo, catedrático en la universidad Pablo de Olavide y Lola Yllescas, de Ecologistas en Acción, fueron las personas que, moderadas por Rocío Muñoz (Radio EMA), pusieron voz en una mesa con formato radiofónico a “Apuntes sobre la crisis sistémica: ¡No queremos vivir en Marte!”. Fueron muchas las ideas que se fueron desgranando durante la hora y cuarto de debate. Alma Fuertes ponía sobre la mesa la importancia de las personas migrantes como faros a los que mirar por su capacidad de vivir con menos, “dejar de verlas como personas víctimas y comenzar a verlas como gente con capacidad de agencia”, “hay que desorganizar el sistema y tenemos como referencia a quienes lo hacen siendo felices”. Blanca Miedes cogía estas palabras para hablar de la lucha cotidiana por la vida, la creación de espacios para relacionarse con la gente, con la Naturaleza. La economista exponía que a 20 años de crisis sistémica había que sumar las crisis personales y cómo “somos incapaces de salvarnos a nosotros mismos”, poniendo el acento en las micropolíticas y en la capacidad de éstas para regenerar las relaciones perdidas, desde lo cotidiano. Defendía que tenemos que pensar qué queremos hacer y salir de la crítica, “en lugar de conocer, la gente tiene que sentir”. En esta línea, decía, es importante que generemos mensajes de seguridad, de pertenencia. Lola Yllescas, por su parte, hizo un repaso sobre el contexto de agotamiento de recursos materiales y energéticos, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático; temas que fueron recogidos por Antonio Gallardo, quien aportó datos en torno a este diagnóstico que nos refleja la necesidad de decrecer en un contexto de escasez en el que podremos hacerlo de manera libre y justa o impuesta e injusta.

Sesión de mesa redonda

La mañana del sábado comenzó con una mesa radiofónica “Mesa de experiencias de iniciativas de transición”, moderada por Ana Rioja (FAMSI) y con la presencia de Reyes Gallego, de la Red de Sevilla por el clima, David Comet, de IDEAS- Comercio Justo, José Ruibérriz, de la Moneda Ossetana, Pedro Rejinfo, de Som Energía y Carmen Moreno, del Enjambre sin Reina. Tras una breve exposición sobre cada iniciativa, se pusieron sobre la mesa diferentes temáticas y asuntos de urgencia; como el cambio climático y la justicia climática y la necesidad de transformar la sociedad de manera profunda a todos los niveles: movilidad, alimentación, energía… Frente al ánimo de lucro, señalaban cómo hay otras entidades que colocan en el centro la vida, lo que supone modificar nuestros hábitos de consumo para generar cambios que nos lleven a otras realidades. Compartir, tomar las calles y usar los espacios públicos, cuidar de nuestras macetas o adoptar un alcorque... son actos de desobediencia, y defendían esta desobediencia ya que “el cambio climático es el problema más importante que tenemos ahora, pero también puede ser el último problema que tengamos como humanidad”.

Taller

Los medios en el punto de mira” fue el título de la última mesa redonda de las Jornadas, con la presencia de Alfonso Torres, de El Salto Andalucía, Mar Pino, de El Topo, Concha Cabreras, de Onda Local Andalucía y Antonia Ceballos, de La Poderío. Bajo la moderación de Paco Aguaza (Onda Local Andalucía), estos medios hicieron un ejercicio de autocrítica, tanto reconociendo sus debilidades y la responsabilidad comunicativa sobre el momento de crisis sistémica actual como, sobre todo, entendiendo la importancia y dificultad de ofrecer un periodismo diferente e independiente que se centrara en los procesos y no tanto en los sucesos. La cooperación fue una de las claves señaladas para mejorar la incidencia, así como la importancia de lo local. Con respecto al momento electoral que comienza defendían que “hay que ser impertinentes con los políticos”, para poner en su agenda estos temas de vital importancia que nos afectan a todas las personas.

Open space

El final de la jornada del sábado fue responsabilidad de La Transicionera. Organizamos un Open Space en torno a las temáticas que habían surgido con más insistencia a lo largo de los dos días, con el fin de crear sinergias entre medios de comunicación y entidades de transición o movimientos sociales, para conjuntamente indagar propuestas para mejorar la incidencia y conseguir hacer llegar nuestros mensajes a la ciudadanía. Los ejes que se abordaron fueron:

 - Sinergias medios de comunicación ↔ entidades de transición ecosocial.

- Aumentar la incidencia social. Salir del gueto

- ¿Cómo fortalecer los medios de comunicación?

- Construcción de nuevos relatos e imaginarios

- ¿Cómo incluir la crisis sistémica en el debate electoral? Decálogo de principios

- Lograr la sostenibilidad económica

Las claves para la discusión fueron: ¿qué necesitamos?, ¿qué podemos hacer? Y para cada tema acuñamos uno o varios hastags que pudieran servir para mover en redes. Próximamente recogeremos todas las ideas generadas en este espacio para seguir pensando sobre ellas y comenzar a ponerlas en práctica.

Participantes

La evaluación de las jornadas, también con una dinámica facilitada por nuestra entidad, nos dejó un más que buen sabor de boca y la certeza de que tenemos que seguir construyendo conjuntamente el mundo con el que soñamos.

Evaluación

Puedes escuchar las mesas radiofónicas y ver la fotogalería del evento en la página del proyecto https://mundofinito.emartv.es/jornadas/

Servicio