Amor de Barrio presenta una guía para la transición ecosocial

Sesión del grupo motor para la elaboración de una hoja de ruta para el Plan de Acción de Amor de Barrio
La Transicionera en la prensa

Esta iniciativa ciudadana del casco norte de Sevilla busca desde hace año y medio articular el encuentro entre agentes del barrio para facilitar procesos de mejora en sus calles.

La Guía Práctica para la Transición Ecosocial en Tres pasos está inspirada en el documento de trabajo de la iniciativa británica Transition Streets, en la que grupos de vecinas y vecinos se articulan y apoyan para implementar cambios en su consumo energético y otros hábitos en materia de alimentación o movilidad en pro de ciudades más resilientes y habitables, capaces de enfrentar los retos ecosociales actuales. Como afirma Patricia Luque, una de las impulsoras de la iniciativa, “con esta guía se ha querido ofrecer un material práctico que ayude a las comunidades y organizaciones a promover procesos de descenso energético, reverdecimiento y movilidad sostenible, esperando contribuir con ello a la generación de decenas de semilleros que rieguen procesos de transición en nuestra ciudad”.

En esta edición de la guía se traduce por primera vez al castellano el capítulo del documento de Transition Streets sobre el descenso energético y una movilidad sostenible, adaptándose a la realidad del Estado español y con el complemento de referencias locales de interés. Además, en el marco de este proceso, se crea un nuevo capítulo para el reverdecimiento de los territorios que recoge recomendaciones prácticas para hacer compost en casa o montar un huerto o techo verde. La guía se completa con dos capítulos para la aplicación y difusión de este manual, donde a modo de breve kit se dan claves en materia de facilitación de grupos para facilitar su puesta en práctica de manera exitosa, así como se comparten materiales comunicativos para su difusión en medios o redes sociales.

Este trabajo es la respuesta a un Plan de Acción para el Barrio, documento que recoge una treintena de propuestas en materia de energía, movilidad, habitabilidad y uso del espacio público, consumo y comercio local…, y que es producto de un diagnóstico colectivo realizado hace cerca de un año para consolidar las fortalezas del vecindario y a combatir los problemas que lo aquejan.

Como establece el grupo motor de esta iniciativa en dicho plan, se trata de “un plan necesario y urgente para transitar hacia escenarios futuros donde el barrio siga siendo ese espacio de encuentro y convivencia en el que el tejido social y económico permita a las personas que lo habitan vivir de forma digna, segura, justa y sostenible. Se trata de propósitos y metas de largo recorrido, que no pretenden dar respuestas inmediatas y cortoplacistas con poco impacto y capacidad transformadora, sino que requerirán de estrategias complejas, intersectoriales y de largo recorrido, donde la participación y la implicación de todos los agentes sociales, económicos y los vecinos y vecinas, será clave para alcanzar de forma exitosa los cambios deseados”. Al respecto se pronuncia Israel Sánchez, otro promotor de la iniciativa, quien recuerda que “tras esta labor del vecindario y los agentes sociales del barrio, el papel de las Administraciones públicas así como de los agentes más relevantes se torna clave para la consecución de este plan de acción”.

Esta guía que se presenta este martes y que se pone a disposición de grupos interesados en promover procesos de transición ecosocial espera dotar de herramientas a la ciudadanía para que genere cambios en sus entornos más directos a través de intervenciones colectivas en materia de energía, reverdecimiento y movilidad. Como recoge la propia guía, “es el momento de cambiar todo aquello que no funcionaba bien en la ‘vieja normalidad’ y transitar hacia un nuevo sistema caracterizado por los cuidados de la vida, que reconoce nuestra naturaleza humana, profundamente interdependiente y ecodependiente. La transición energética debe de convertirse en una oportunidad para realizar un cambio global hacia sociedades más locales, más agroecológicas, más destecnologizadas, más democráticas, más resilientes, más justas, más solidarias, más convivenciales y más autónomas”.

Fuente
Amor de Barrio presenta una guía para la transición ecosocial
Servicio